jueves, 29 de mayo de 2008

Segunda oportunidad

Un anciano chileno se despierta en medio de su propio velatorio.

SANTIAGO - Un anciano de 81 años se despertó en el ataúd durante su propio velatorio, ante la sorpresa de amigos y familiares que lloraban su muerte en la pequeña ciudad chilena de Angol, informó el domingo la prensa local.

Los familiares de Felisberto Carrasco pensaron que el anciano estaba muerto debido a la baja temperatura e inmovilidad de su cuerpo y, en lugar de llamar a un médico para comprobarlo, llamaron a una funeraria, que se lo llevó vestido con su mejor traje hacia su anticipado velatorio.
"No podía creerlo. Pensé que estaba equivocado y cerré los ojos. Los volví a abrir y, claro, mi tío estaba mirándome. Me puse a llorar y corrí a buscar algo para abrir el ataúd", relató Pedro Carrasco al diario Ultimas Noticias. Una vez liberado, el anciano dijo que no sentía dolor alguno y pidió un vaso de agua.
Las radios de la ciudad tuvieron que rectificar el anuncio de su muerte, que ya habían anunciado.


Noticia publicada por la agencia AFP el lunes 21 de enero de este año.

No hay comentarios: