lunes, 30 de enero de 2012

Diálogos al vuelo


-¿Tú entiendes que una camiseta blanca pueda mancharse de estar metida en un armario?
-Siendo tu armario, lo entiendo perfectamente.


-Yo para el sexo tengo la manga muy ancha, ¿y tú?
-Ancha no, japonesa.


-Oiga, le he pedido la leche templada y me la ha puesto hirviendo.
-Qué quiere que le diga. El concepto de 'templada' es muy subjetivo.


-¿Es guarro en la cama?
-Una letrina.


-Muy guapa la sesión, ¿quién es?
-La he mezclado yo. Es que además de taxista soy DJ.
-Ah.
-Aquí donde me ves, hago mis pinitos con los platos. Technics, claro.
-Claro.


-Tía, ¿qué hago, me pongo tetas o labios?
-Ponte una raya mejor.


-Qué fuerte, no sabes lo que me pidió que le hiciera. Calígula se habría sonrojado.
-Ese Calígula que dices, ¿no sale en Gran Hermano?


-¿No te has enterado? Manolo ha dejado las drogas.
-Esas cosas no se dejan. Son pulsiones.


-Uf, qué noche la de ayer. Todavía estoy tratando de recuperar los derechos de propiedad sobre mi recto. Lo que me consuela es saber que posiblemente no pueda caer más bajo.
-Date solo un poco de tiempo. Tú siempre te has superado.

No hay comentarios: