lunes, 14 de noviembre de 2016

Cyberpunk not dead


Al contrario, está más vivo que nunca. Con  ciberataques masivos que dejan tiritando la world wide web, con ataques de ansiedad cuando no hay wi fi, con filtración masiva de correos privados para tumbar a rivales políticos, con ataques de ansiedad cuando no hay likes, con Facebook convertido en una Stasi mundial, cuando tú googleas en Google pero Google te googlea a ti, cuando tu vida en la red social es más real que la vida misma y los verdaderos antisistema son los que no tienen huella digital, todos nos hemos convertido en neuromantes andantes y Monas Lisas aceleradas.
En plena escalada hacia el transhumanismo, una de las profecías cyberpunk se ha hecho al fin realidad: estar conectados a las máquinas, que es el único modo hoy día de estar conectado al mundo.
'I'm wired to the world', susurraba Alison Goldfrapp en Utopia. Ya hemos dado todos ese paso. Y lo que nos queda.
Todavía estamos lejos de alcanzar el clímax.


El cyberpunk sigue siendo visionario, como demuestra la serie Black Mirror en su versión más estilizada. Pero también lo pude comprobar en su versión más subte este domingo 13 de noviembre, en el búnker perroflauta del centro cultural La Tortuga.
Allá abajo, mientras la luna resplandecía en el cielo como una shiny disco ball, asistí a una performance radiactiva en la oscuridad, solo apta para hibakushas y hackers de disco duro sensible.
Sombras, cables, gadgets, luces, distorsión, ruidismo virtuoso y mística cyberpunk.
Había lírica, pero también había angustia.
Ideal para la era posTrump.


Si juntas a unos Clean Bandit mucho más valientes con al espectro doliente de Marylin Manson en una de esas cuevas de ladrillo visto de Madrid, el resultado puede ser desasosegante pero a la vez malignamente hipnótico, como un cuadro de El Bosco para tus oídos.

Con el título 'Escuchen y repitan', la performance estuvo a cargo de Thermite & Rumore con la Orquesta de Rumore.
El jueves 17 actuarán en Bilbao, dentro del MEM (Festival Internacional de Arte Experimental). Si estás dispuest@ a abrir tus canales habituales a otras frecuencias, #AltamenteRecomendable.

No hay comentarios: