jueves, 22 de mayo de 2008

Tanatorio











No sé si será porque tanatorio viene de la palabra griega para muerte (tanatos) que tienen casi todos ese aire grecolatino, a lo museo de arte romano de Mérida. O a lo mejor es porque en aquella época gloriosa, la de los griegos y romanos, se construyeron los más imponentes mausoleos y panteones y su estilo ha quedado definitivamente asociado a la arquitectura funeraria. Al fin y al cabo el neoclásico es un estilo grave y solemne, como la misma muerte, y por eso encajan tan bien.
La relación salta a la vista en estas fotos del tanatorio sur de Madrid. Con sus propileos de columnillas ante las salas mortuorias, sus esbozos de capiteles dóricos y sus antepechos romanos, es un edificio que no desentonaría del todo en un cómic de Asterix y Obelix.
Y sí, todo esto está muy bien, pero a mí lo que me parece es que, en esta cultura de parques temáticos, los tanatorios se han quedado atrás. No estoy proponiendo que les metan un dragon khan, para nada, sólo que, para animar el lúgubre cotarro que supone despedir a un amigo o familiar, podían ser eso, temáticos, divididos por zonas geográficas como los City VIPS de antaño, que tenían su parte china, neoyorkina, polinesia...
Pues los tanatorios igual. ¿Que te apetece funeral balinés? A la zona, convenientemente decorada, de Extremo Oriente. ¿Que lo que se tercia es uno por el rito de los indios americanos, dejando los restos del muerto en un árbol para que lo devoren los buitres? Pues a la parte del tanatorio que recrea las llanuras del medio oeste cuando los sioux y los granjeros blancos andaban a la gresca, un diorama espectacular con perros de las praderas y bisontes animatrónicos. ¿Que se te antoja una ceremonia hindú, con su pira funeraria frente a un remedo holográfico del Ganges? Pues hala, a la zona de la India y sus misterios...
No cabe la menor duda de que así los velatorios se harían más llevaderos y supondría también menos esfuerzo tener que acudir a uno de esos deprimentes tanatorios.
Porque lo peor de la muerte no es que sea una tragedia, sino que es una tragedia mortalmente aburrida.

2 comentarios:

Guillermo Cruz dijo...

Me encanta la rectitud de formas de el tanatorio m30. La verdad es que aporta calma y sobriedad.

Gran entrada! Soy fiel seguidor del blog y me he animado por fin a escribir


Un saludo

David Pallol dijo...

Pues no sabes lo que me alegro, Guillermo! Y espero que no sea la última vez que te animas a dejar un comentario ;)
Un saludo!